¿QUÉ ES DI SUGAR DEPORTE?

El ejercicio físico es recomendable para la salud de todas las personas, no solo para las personas con diabetes, es un hábito de salud. 

El control de la glucemia permitirá adecuar la ingesta y la dosis de insulina al ejercicio, para obtener el máximo beneficio de la realización de la actividad física y evitar problemas.

Para que el ejercicio sea beneficioso, se precisa la presencia en sangre de cantidades adecuadas de insulina y de hidratos de carbono.

La diabetes tampoco debe suponer una limitación para realizar cualquier tipo de deporte, simplemente habrá que conocer la manera de adecuar el tratamiento a dicho deporte. 

BENEFICIOS DEL EJERCICIO FÍSICO EN LA DIABETES

  • Disminuyen los niveles de glucemia durante el ejercicio y hasta 24 horas después de realizarlo.
  • Disminuye los requerimientos de insulina durante y después de realizarlo.
  • Aumenta el gasto calórico.
  • Mejora el perfil lipídico.
  • Disminuye el riesgo cardiovascular.

El efecto del ejercicio sobre los valores de glucemia depende de una serie de factores como son:

>El tipo de ejercicio físico

>La intensidad

>La duración

>La frecuencia y el horario del ejercicio

>El estado de forma

>El estado nutricional

>La dosis de insulina circulante, la glucemia e ingesta previas

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA LA REALIZACIÓN DE EJERCICIO 

OBSERVACIONES GENERALES

  • Los cambios de glucemia que se producen durante el ejercicio suelen repetirse si se realiza el mismo tipo de ejercicio en condiciones similares.
  • La medición de la glucemia permitirá conocer los cambios de glucemia que se producen al realizar determinados ejercicios, y de esta manera aprender a ajustar el tratamiento
  • Es deseable programar la duración e intensidad del ejercicio para valorar el gasto energético y poder modificar la dosis de insulina y/o la ingesta de hidratos de carbono
  • Para prever el efecto de la glucemia en el ejercicio, es importante saber si va a realizar durante el tiempo de máximo efecto de la insulina rápida administrada previamente (dentro de los 90 minutos tras la administración). 
  • Considerar si el ejercicio a realizar es un ejercicio habitual o no. 

En general se pueden seguir dos tipos de estrategia para adecuar el tratamiento de la diabetes al ejercicio: 

1) Se puede reducir la dosis de insulina

2) Mantener la misma dosis de insulina aumentando el aporte de hidratos de carbono.

En muchas ocasiones (especialmente en ejercicios prolongados) es necesario combinar ambos tipos de estrategias. En cualquier caso, la reducción de la dosis de insulina hará que los suplementos de hidratos de carbono sean menores. Escoger un tipo u otro de estrategia depende del momento en que se realice la actividad, del tipo de actividad a realizar y de si ésta es programada o no. 

RECOMENDACIONES

Tener en cuenta si la glucemia está subiendo o bajando y si la insulina está teniendo su máxima acción en el momento del inicio del ejercicio. Hay que tener especial precaución si se detecta que la glucemia está descendiendo y nos encontramos dentro del periodo de máxima acción de la insulina. 

PRECAUCIONES CON EL EJERCICIO 

  • Valorar la glucemia antes de iniciar el ejercicio.
  • Programar la alimentación según el tipo de ejercicio a realizar.
  • Inyectar la insulina fuera del área muscular que va a estar activa durante el ejercicio. 
  • Vigilar la glucemia durante el ejercicio si este es prolongado, y en las siguientes 12-24 horas tras la realización del mismo y muy especialmente si se trata de un ejercicio prolongado o no habitual.
  • La noche posterior a un ejercicio extraordinario (de mayor intensidad o duración al habitual) debe ser especialmente vigilada.
  • Llevar siempre encima una cierta cantidad de hidratos de carbono.
  • Asegurar una adecuada hidratación, especialmente si la glucemia es elevada.
  • Es necesario hacer mediciones de glucemia, antes, durante y después del ejercicio, para valorar la cantidad de hidratos de carbono más adecuada para cada tipo de ejercicio y persona. También resulta muy útil anotaciones tipo horario de realización, ingestas previas…

EFECTOS ADVERSOS DEL EJERCICIO SOBRE EL CONTROL METABÓLICO

  • Aparición de hipoglucemia precoz y/o tardía hasta 24 horas después de practicarlo.
  • El ejercicio intenso, competitivo y con estrés puede producir hiperglucemia.
  • Posibilidad de hiperglucemia y cetosis, especialmente en pacientes con déficit de insulina o mal control metabólico. 

CONTRAINDICACIONES DEL EJERCICIO

  • Glucemias mayores 300 mg/dl y/o riesgo de cetonuria.
  • Dificultad o incapacidad para reconocer o tratar la hipoglucemia.
  • Condiciones climatológicas adversas. 

A pacientes con: enfermedades cardiovasculares, lesiones del sistema nervioso, nefropatía, diabetes descontrolada, pie diabético hay que darles consejos específicos para la realización de actividad física.

CAMINAR DE 45 A 60 MINUTOS DÍA, 3 – 5 DÍAS / SEMANA ES EL EJERCICIO FÍSICO IDEAL PARA GRAN NÚMERO DE PACIENTES.